EL MUNDO AL REVÉS

‘‘Por lo cual la ley es debilitada, y el juicio no sale según la verdad; por cuanto el impío asedia al justo, por eso sale torcida la justicia’.

Habacuc 1:4

Entre los males de una cultura que está optando por  desechar los valores bíblicos en su vida y sociedad, está precisamente una completa inversión de la reglas de juego. Aunque en teoría se hagan titánicos esfuerzos por mostrar la viabilidad de distanciarnos de la ley moral y de los principios cristianos expresados claramente en la Palabra de Dios, en la práctica, esta empresa es inviable y muy peligrosa. Vivimos en el mundo de Dios y pretender andar sobre él con otras leyes, sería tan ingenuo y peligroso como pretender andar ignorando la ley de la gravedad y las reacciones químicas en Su mundo. En teoría se podrán encumbrar las más altas teorías morales o antimorales, pero los resultados reales serán la destrucción de esa sociedad.

Sigue leyendo

Anuncio publicitario