EN CONFORMIDAD

‘Y vio Moisés toda la obra, y he aquí que la habían hecho como Jehová había mandado; y los bendijo’.
Éxodo 39:43

Es muy posible que parte del libro de Éxodo, sobre todo, esas prescripciones detalladas acerca de la elaboración del Tabernáculo de reunión y todos sus utensilios que encontramos desde el capítulo 25 en adelante, le parezca algo dispendioso. De hecho lo es, pero lo que no podemos concluir es que no pueda aportarnos nada para nuestro entendimiento de Dios  y de nuestros deberes hacia Él.
Para ubicarse de mejor manera es conveniente que no pase por alto la declaración de Éxodo 25:8: ‘Y harán un santuario para mí, y habitaré en medio de ellos’. Desde la creación, Dios ha diseñado su trato para con su pueblo, de modo que ellos perciban la diferencia entre la presencia general de Dios en toda su creación y su presencia especial en comunión. De todo el mundo, recuerde, solo un jardín era aquel lugar donde Dios estableció relación de comunión con el ser humano. Ya puede suponer que haber sido expulsados del Edén, no fue simplemente haber sido corridos de un lugar sino de la presencia especial de Dios. Sigue leyendo

Anuncio publicitario

NADA PUEDE ESTAR TAN MAL COMO PARA NO ADORAR

‘Con todo, yo me alegraré en Jehová, Y me gozaré en el Dios de mi salvación’.
Habacuc 3:18

¿Cuál cree usted que es el peor escenario para poder vivir la fe de forma creciente y fiel? Por un momento meditemos que vivir la vida cristiana para nada es algo sencillo. La lucha con Satanás, el mundo y nuestro pecado remanente, es verdadera y real, además de fuerte y pesada. Pero junto a esa realidad ¿puede pensar en un contexto en el que vivir para la gloria de Dios sea particularmente desafiante? Y  junto a esta pregunta ¿En qué contexto sería en verdad muy complicado tener una vida de adoración consecuente con nuestra profesión de fe? Sigue leyendo