Acerca del Evangelio Bíblico

Necesariamente existen cosas que no debemos dar por sentado intuyendo que cada generación entiende y sabe en qué consiste. Mucho más, si por el uso continuo de aquello, la manera de concebirlo se vuelve algo común.

Puede no parecer necesario para nosotros hoy hablar del evangelio. Más que nunca la palabra evangelio o evangélico, es usada con algo más de amplitud. Y ¿Acaso no sabemos qué es el evangelio? Desafortunadamente damos por sentado que lo sabemos y sin temor a la equivocación podemos afirmar, que se ha levantado una generación de hombres llamados evangélicos que no podrían definirlo en sus puntos más básicos. Seguramente muchos de ellos abarrotan las iglesias cristianas semanalmente y escuchan la palabra evangelio y sin embargo valdría la pena preguntarnos si quienes enseñan y quienes escuchan, ¿No estarán dando por sentado que saben de qué se trata y la verdad es que no lo saben?

Esto es aún mucho más urgente y necesario, al considerar que el evangelio ha sido usado como una buena excusa para exponer ideas ajenas a lo que nos revela la Palabra de Dios. Estamos ante un mundo religioso, ávido por lo espiritual que ha abierto sus oídos de manera amplia, a lo que muchas personas  afirman que es evangelio llevando más bien confusión y pérdida a multitudes, contrario al fin glorioso que Dios le dio a su santo mensaje.

Sin embargo, creo que el aporte será el comparar lo que en la actualidad se predica como evangelio y lo que es el evangelio bíblico. Como parte de la generación que nos tocó vivir, veo como algo necesario, ser críticos en lo que se debe, cuidadosos en lo que se escucha y celosos en cuanto al mensaje que hemos heredado. La iglesia no puede darse el campo para improvisar en esto. Ya que se nos encomendó vivir de acuerdo al evangelio y proclamarlo, entonces haríamos bien en no darlo por sentado y afírmanos en él. Me mantengo en la línea histórica de interpretación evangélica y esto hace que mis recursos para nada sean creativos o novedosos.

Si este blog le anima a seguir ahondando en el evangelio, corrige la forma de pensar de unos, y les presenta con claridad la gloria del evangelio a otros, cumplió su fin. Esa es mi oración y deseo.

Bienvenido!

Jorge Castañeda D.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s