LA SANTIFICACIÓN DEL DÍA DE REPOSO

Thomas Boston (1676-1732)

Extractos de UNA ILUSTRACIÓN DE LAS DOCTRINAS DE LA RELIGIÓN CRISTIANA, con respecto a la fe y la práctica, según el plan del Catecismo Breve de la Asamblea, que comprende un cuerpo completo de la divinidad, publicado póstumamente en 1773.

Ahora vengo a mostrarles cómo se debe santificar el Sabbat [1]. El Catecismo nos dice:

“El Sabbat o «día del Señor» debe ser santificado mediante un santo descanso durante todo el día, no sólo de aquellas obras que son pecaminosas en todo tiempo, sino también de aquellas ocupaciones y recreaciones mundanas que durante los demás días son legítimas; deleitándonos en usar todo el tiempo (excepto aquella parte que debe tomarse para usarla en obras de necesidad y misericordia) en el ejercicio de la adoración a Dios, tanto en público como en privado: y, con esa finalidad, debemos preparar nuestros corazones, y con tal previsión, diligencia y moderación, poner en orden y desocuparnos a tiempo de nuestros negocios mundanales, para que estemos más libres y dispuestos para los deberes del día del Señor”.

Sigue leyendo
Anuncio publicitario